Accesibilidad Web: Contenidos (II)

by Fernando on 10/04/2017

Accesibilidad web

Niveles De Accesibilidad

A la hora de identificar el grado de accesibilidad de una web se pueden establecer, a su vez, tres niveles diferentes de accesibilidad que se definen en función del cumplimiento de las siguientes prioridades:

  • Prioridad 1: sin ellas, para algunos usuarios puede resultar imposible acceder a la información. Es, por tanto, un requerimiento básico para que algunos usuarios puedan utilizar el contenido de la web.
  • Prioridad 2: son aquellas sin las cuales algunos usuarios pueden encontrar difícil acceder a la información. Eliminan barreras significativas para algunos usuarios, de tal forma que puedan utilizar el contenido de la web.
  • Prioridad 3: sin ellas, algunos usuarios pueden encontrar inconvenientes para acceder a la información. Mejoran el acceso al contenido de la web.

El cumplimiento de estas prioridades da lugar a los tres niveles de cumplimiento de accesibilidad de una web:

  • Accesibilidad tipo “A”: se cumplen todas las prioridades de tipo 1.
  • Accesibilidad tipo “AA” (doble A): se cumplen todas las prioridades de tipo 1 y tipo 2.
  • Accesibilidad tipo “AAA” (triple A): se cumplen todas las prioridades de tipo 1, 2 y 3.

Medidas De Accesibilidad Y Su Prioridad

Las medidas de accesibilidad se pueden agrupar en torno a los cuatro principios de accesibilidad:

  • Perceptible. En este caso, la medida básica es ofrecer siempre una alternativa de texto. Cualquier contenido que no sea texto (imágenes, video, audio…) debe ofrecer una forma alternativa en modo texto, ya que éste permite su reconocimiento y tratamiento alternativo por parte de aquellos usuarios que lo necesiten, como por ejemplo, visionado en tamaño mayor, interpretación a través de braille, sintetizadores de voz, etc.Estos textos alternativos deben ser equivalentes al contenido que describen, de tal forma que transmitan todo lo esencial del contenido.

    Por ejemplo, el texto se puede transformar en impulsos identificables mediante el tacto, en código Braille. De esta forma, las personas invidentes pueden interpretarlo. También puede ser leído por sintetizadores de voz, lo cual es importante no sólo para las personas invidentes, sino también para las que tienen dificultades de lectura o aprendizaje.
    No obstante, existen excepciones en los contenidos como, por ejemplo, los campos de los formularios, que no se pueden sustituir por un texto pero que, evidentemente, sí se pueden etiquetar explicando la información que en ellos se solicita.

    Internet ha evolucionado mucho en los últimos años en todo lo que se refiere a los contenidos multimedia. Muchos de ellos ofrecen una experiencia sincronizada de sonido y animación que también debe poder reproducirse con el mismo ritmo en modo texto.
    Obviamente, el contenido debe ser adaptable, de tal forma que pueda presentarse de diferentes formas sin que pierda información ni su propia naturaleza.
    Otra medida importante de accesibilidad es facilitar a los usuarios la diferenciación entre el contenido de fondo y el contenido principal. Así, por ejemplo, una de las aplicaciones de esta medida es la de asegurarse de que los textos y las imágenes son comprensibles aun cuando se vean sin color. Es decir, el uso del color y su percepción pierde protagonismo en entornos accesibles.

  • Operable. Una de las aplicaciones de este principio es que toda funcionalidad de la web debe poder realizar-se desde el teclado, sin ningún tipo de limitación en cuanto al tiempo necesario para su ejecución.
    Esta característica del tiempo también se extiende a toda relación con la web; hay que proporcionar a los usuarios con discapacidad el tiempo suficiente para que puedan leer y usar los contenidos.
    También hay que ayudar a los usuarios en general a que naveguen, encuentren el contenido y sepan en todo momento dónde están. Para ello, los títulos descriptivos de las secciones son una de las mejores ayudas.
  • Entendible. El texto de las páginas web se debe entender de forma clara y, normalmente, sin ambigüedades.
    Además, las páginas web deben comportarse de forma predecible. Por ejemplo, las opciones de los menús deben ser consistentes y comportarse de la misma forma a lo largo de toda la web. Lo mismo ocurre con los menús laterales, que deben procurar cumplir las mismas normas de comportamiento y disposición de opciones.

    También es aconsejable ayudar a los usuarios a evitar los errores y corregirlos si se producen. En este sentido, si se produce un error hay que explicárselo al usuario de forma entendible, y si se conoce la posible solución, proporcionársela de forma sencilla.
    Asimismo, hay que incorporar los controles necesarios para verificar los datos proporcionados por los usuarios y ayudarles a confirmar las operaciones. Siempre es interesante proporcionar ayuda contextual a los usuarios en función del lugar donde se encuentren en la web y la operación que estén realizando.

  • Robusto. Las webs deben intentar proporcionar la máxima compatibilidad con otras tecnologías que contribuyen a la asistencia a personas con algún tipo de discapacidad.
    Además, la web debería considerar su uso con independencia del dispositivo utilizado, incluidos aquellos dispositivos más usuales como el teclado o el ratón. De esta forma, por ejemplo, un control de un formulario se podría activar con cualquier dispositivo que permita apuntar —aunque se use la página sin verla— o se active mediante la voz.

Guía Sencilla Y Rápida Para Mejorar La Accesibilidad De Una Web

El W3C propone los siguientes pasos para incrementar la accesibilidad de una web:

  • Animaciones e imágenes. Utilizar el atributo ALT (etiqueta HTML) para describir en modo texto todas aquellas imágenes y animaciones que se incluyan en una página web.
  • Multimedia. Incluir una descripción en modo texto de cualquier contenido multimedia (videos, imágenes, etc.) que se utilice, así como una transcripción de cualquier sonido empleado.
  • Mapas de imágenes. Utilizar la etiqueta map (HTML) y texto descriptivo para cualquier zona activa.
  • Enlaces de texto. Emplear un texto para los enlaces que tenga sentido por sí mismo y que indique la naturaleza del enlace. Evitar textos del estilo “pulsar aquí” que fuera de contexto no significan nada.
  • Organización de la página. Utilizar encabezados que resuman el contenido de la página y listas para organizar claramente el contenido.
  • Diagramas y figuras. Utilizar la etiqueta longdesc (HTML) y, como siempre, incluir una breve descripción del contenido.
  • Scripts, plug-ins y applets. En ocasiones, estos recursos de programación de páginas web no son correctamente interpretados por los navegadores.
    Por ello, debe incluirse, en el código de las páginas web que los utilice, contenido alternativo que sustituya a dichos recursos, por si el navegador o el dispositivo de ayuda alternativo no fuera capaz de interpretar este tipo de código específico.
  • Marcos. Se debe utilizar la etiqueta noframes (HTML) por si el dispositivo alternativo no pudiera interpretar los marcos.
  • Tablas. Facilitar la lectura del contenido ubicado en las tablas, distribuyendo la información línea a línea.

Por tu éxito,
Fernando Amaro
Si quieres tener acceso a los Exclusivos Entrenamientos de Roberto Cerrada, te invito a unirte a su Club Circulo de Marketing, donde podrás acceder a decenas de horas de entrenamiento, tutoriales y planes de ejecución rápida para mejorar tu negocio en internet…
ÚNETE AHORA AL CÍRCULO y comienza a disfrutar de nuevas ideas, técnicas y estrategias… ¡para apalancar los resultados de tu negocio!

Banner Horiz.590px Únete Al Club De Los Hacedores

Artículos Relacionados

=> Accesibilidad Web: Contenidos (I)
=>
Comprueba Tu Ranking De Búsqueda Con Scroogle
=>
Herramientas Gratuitas Para Posicionar Tu Sitio Web?
=>
Cómo Evitar Cometer Errores En La Investigación De Palabras Clave

{ 0 comments… add one now }

Leave a Comment

Previous post:

Next post:

Página 1 de 11