Los Boletines Electrónicos, Una Excelente Herramienta Para Tu Marketing

by Fernando on 08/09/2014

boletines electrónicos

Durante mucho tiempo, los esfuerzos de marketing de las empresas se han basado en emular las técnicas tradicionales y aplicarlas al entorno online. Así, la comunicación con los clientes y la publicidad online han sido, hasta ahora, herederos de las ventajas y de los inconvenientes de sus semejantes en el mundo offline. El problema es que la Red acelera los tiempos, y las virtudes, pero sobre todo los defectos, se hacen más intensos y problemáticos. Con este panorama, herramientas de comunicación más típicamente online, como los boletines o las newsletters, adquieren relevancia.

En primer lugar, un boletín o una newsletter llega a un usuario por el interés específico de este, que ha decidido darse de alta por sí mismo, puesto que los temas tratados o la empresa que emite el boletín son de utilidad o de interés para él. Esto es de gran importancia, porque permite hacer marketing con una gran efectividad, pero tiene sus riesgos: hay que ser cuidadoso y respetuoso con el cliente y no violar una serie de pautas, para evitar que el boletín pierda utilidad para el usuario y eficacia como herramienta de promoción y de relación con los clientes.

Contacto Personalizado

Con internautas cada vez más reacios a la publicidad por culpa del spam, más experimentados en la navegación y en la búsqueda de datos y contenidos más específicos, los boletines son una alternativa inmejorable para mantener un contacto permanente y personalizado con los clientes. Comunicarse directamente con ellos mantiene su interés despierto y les transmite la sensación de que la empresa es dinámica y sintoniza con sus necesidades.

Para cumplir con esta finalidad, en la gestión de un boletín de información deben tenerse en cuenta una serie de pautas lógicas y básicas.

En primer lugar, el envío debe hacerse con una periodicidad regular. Es preferible un envío cada dos o tres días, o incluso semanalmente en el caso de los boletines informativos o complementarios de otros servicios.

No obstante, los contenidos son la clave. Un boletín debe estar dirigido a clientes específicos y los contenidos deben reflejar el perfil de estos. Cada sección informativa o artículo debe citar fuentes o tener un enlace que lleve directamente hacia la web en la que fue publicada originalmente. La información puede ser la producida por la propia empresa, o bien información procedente de otras fuentes, que se relacione con los servicios de la empresa y con los intereses de la persona suscrita al boletín.

Cada parte del boletín y cada contenido específico debe ser conciso y lo suficientemente claro y motivador como para que el lector haga clic en los enlaces y se aproxime a visitar las páginas o a pedir información sobre los hechos, productos o servicios que se mencionan: esta es la finalidad más relevante del boletín como  herramienta de marketing.

Interesante Y Participativo

En cuanto a la percepción del usuario de que su intimidad no está siendo invadida, se debe proporcionar siempre la posibilidad de darse de baja del boletín, indicándolo con mensajes claros en sitios visibles del mismo. También resulta de gran utilidad dar la posibilidad de que el propio suscriptor pueda reenviar el boletín a sus amigos o compañeros de trabajo, y pueda él mismo suscribir a otras personas que estén interesadas. Una buena idea para dar imagen de solidez y potenciar el interés de los suscriptores es dar a conocer, en el caso de que sea importante, el número total de personas suscritas. Esto refuerza la sensación de pertenencia a una comunidad en el lector.

En este punto, resulta importante contemplar en el boletín un espacio para la participación de los lectores, una especie de sección de “Cartas al director”, en la cual expresen sus ideas o sugerencias, y estas puedan ser leídas por otros suscriptores, o inclusive respondidas directamente a través de un buzón de correo. Este sistema puede ser un complemento perfecto para los foros o comunidades virtuales.

En este sentido, por parte de la empresa debe haber una sección en el boletín dedicada a responder a las dudas, quejas o preguntas que planteen los suscriptores, con una dirección específica para ello. Tanto este recurso como el espacio de participación de los suscriptores, y los foros o comunidades que funcionen en la web principal de la empresa, deben estar coordinados y presentar los mismos criterios de diseño y usabilidad.

Fuente De Información

El boletín debe estar redactado en un lenguaje sencillo, más sintético que el que se utiliza habitualmente para otros contenidos. En cuanto a tamaños, hay que tener en cuenta que será leído casi siempre con rapidez y con poco tiempo por parte del suscriptor, y que este buscará de inmediato la información que a él le parezca más relevante, por lo que el diseño del boletín debe facilitar la lectura y la navegabilidad al máximo.

Cada vez son más los boletines que se están diseñando con formatos de HTML enriquecido o dinámico, que permiten la inclusión de banners, menús interactivos y texto, y apariencia general mucho más agradable a la vista que la del tradicional boletín hecho en texto simple de HTML con enlaces. Sin embargo, hay que estudiar con detalle el efecto de estos cambios en los suscriptores y diseñar el formato con el mismo esmero que si se tratara de una página web. Hay que prestar atención a otros detalles que pueden perturbar la relación que establece el suscriptor con el boletín, como, por ejemplo, la inclusión de cookies o la aparición de intersticials publicitarios.

La finalidad de una newsletter es la de mantenerse en contacto con los clientes o suscriptores, además de mantenerles informados sobre las actividades y los servicios de la empresa. Incluir publicidad no es una mala idea, pero conviene no abusar y cuidar de que esta, en forma y contenidos, sea del interés real del suscriptor.

El boletín es, también, un arma poderosísima y de bajo coste a la hora de hacer estudios o sondeos sobre los clientes, para saber su opinión o su grado de satisfacción con respecto a determinados temas. Con técnicas avanzadas de diseño se pueden incluir preguntas o encuestas, y se puede fomentar la participación de los suscriptores en sorteos, promociones, ofertas y campañas de marketing, de gran repercusión, y sin transmitirles la sensación de invasión o de presión de otros mecanismos, como el envío de mails no solicitados o la inclusión excesiva de mensajes promocionales en la web de referencia de la empresa.

Quizás la única desventaja del boletín es que sólo se puede acceder a él a un determinado público, aquel lo suficientemente interesado como para suscribirse. Sin embargo, se trata de un público de gran calidad que ya es receptivo, de antemano, a las actividades que desarrolla la empresa a la que se suscriben.

Para captar usuarios y visitantes en general, el marketing provee de otras herramientas y conviene considerar al boletín como el espacio en el que se desarrollarán las bases de una relación personalizada con los clientes.

Por tanto, toda inversión y esfuerzo que realice la empresa por personalizar al máximo el formato del boletín y sus contenidos, en función de un usuario concreto, todo lo que se haga para que el boletín, además de ser una fuente útil y práctica de información, sea un espacio para el diálogo, será, sin duda, una inversión de las más rentables, puesto que, como herramienta, la newsletter no tiene competidores dentro del universo online.

Por tu éxito,
Fernando Amaro
Hybrid Connect Error : Connector could not be found

Artículos Relacionados
=> Conceptos Básicos De Email Marketing
=> Cómo Escribir Un Boletín Electrónico Eficaz y Atractivo
=> El Email Marketing, Clave Para Hacer Crecer Tu Negocio
=> ¿Estás Construyendo Tu Propia Lista De Correo Electrónico?

Comments on this entry are closed.

{ 1 trackback }

Previous post:

Next post:

Página 1 de 11