Ilustrando A Los Millennials

by Fernando on 30/01/2017

Millennials

Se ha hablado de ellos mil veces y una más: son los millennials. Son la generación que creció durante la prosperidad económica y que alcanzó más o menos la mayoría de edad con el cambio de milenio. Una generación que ha vivido muchos cambios y ha pasado por muchas fases en muy poco tiempo.

Son esos que saben usar el móvil, el iPod y las videoconsolas como si de una extensión de su cuerpo se tratase, pero que también pueden mirarte a la cara y decirte que cuando eran jóvenes estaban todo el día en la calle jugando a la pelota porque esas cosas no existían. Saben usar un walkman, un discman y un mp3 con la misma solvencia; y pueden derrotarte en la PlayStation 4 con la misma facilidad con la que enrollan su peonza con una moneda de cinco duros atada en la punta de la cuerda.

Han crecido bajo el paraguas de una situación económica estable y ahora, como adultos, sufren el ahogo de una crisis económica sin precedentes que les ha pillado con un nivel de estudios medio/alto y una riqueza intelectual impropia de su edad en otros sectores demográficos. Son los últimos valientes que saben que teniendo 6.001 euros eras un millonario en pesetas.

Dificultad para atraerlos

Desde el punto de vista publicitario, suponen un target complejo. Son los que más consumen, y por tanto, a los que más conveniente es dirigirse. Pero también son los más complicados de captar y los más fáciles de perder. Se trata de un colectivo que está curtido en mil batallas. Tienen la capacidad de identificar qué contenido es válido para ellos con un solo vistazo, y de esta manera, descartan en un «abrir y cerrar de ojos» cientos de opciones de compra por razones que hace unos años a las agencias ni se nos habría ocurrido manejar. Con los millennials solo se tiene una oportunidad, y es necesario estar con los cinco sentidos a pleno rendimiento para aprovecharla.

Hay varias razones por las que son un pez muy difícil de pescar. Una de ellas es que prefieren compartir a poseer, son los inventores de la economía colaborativa, es decir, que han creado alternativas gratuitas o casi gratuitas a muchos bienes y servicios, y lo han hecho a través del contacto constante e inmediato que permiten los smartphones.

Es en esa inmediatez y colaboración donde cimientan su manera de vivir. Han alargado el proceso de compra mediante la consulta y la comparación entre usuarios, modificando para siempre la forma en la que las empresas interactúan con los consumidores, exigiéndoles siempre una respuesta inmediata y un trato a distancia que sea semejante al que podrían tener en persona. Y no perdonan que eso no sea así.

Asimismo, sus experiencias con la publicidad les han vuelto escépticos. Dudan de todo lo que una marca les pueda proporcionar hasta que no lo ven por sí mismos o se lo asegura una persona de confianza. No vale con tener un producto bueno si no dejan siquiera que se lo demuestres. Para eso hay que ganarse primero su confianza, no hay que olvidar que son la primera generación que no se cree ni un solo segundo de lo que ve en la Teletienda.

En el aspecto gráfico, hay otro factor que dificulta a las agencias llegar a ellos con respecto a otras generaciones. La democratización del software de diseño y de las aplicaciones de retoque fotográfico les han convertido en un grupo con cierto nivel de educación visual. Han convivido muchos años de su vida con gráficas muy básicas y diseños anticuados, lo que les ha llevado a tener un estándar más alto de lo que es aceptable a nivel estético. Jamás se podrá impresionar a una persona si piensa que incluso ella puede hacer una gráfica mejor con el editor de su móvil.

La Ilustración Como Arma

Tomando como punto de partida el argumento anterior de que es difícil impresionar a alguien con una gráfica si piensa que podría superarlo con un filtro de Instagram y el atardecer adecuado, se puede hacer uso de un arma infalible para poner a prueba el listón visual de los millennials, esa es la ilustración.

El dibujo permite posibilidades ilimitadas a la hora de crear un escenario, derribando las barreras de la fotografía y la edición. Además, y aunque leyendo este texto pueda parecer que no, son personas que tienen su corazoncito y la ilustración permite llegar a ellos mediante un camino muy directo: la nostalgia.

La nostalgia es la kriptonita de los millennials. Son esa generación que, al contrario que sus padres y abuelos, vivió mejor en su infancia y su adolescencia que en su etapa adulta. Ellos han experimentado la sensación de quedar con alguien a las 20:00 horas y no poder avisarle por Whatsapp si llegaba tarde por algún contratiempo, convirtiendo cada cita en una aventura inesperada. Por ello tienen el anhelo de una vida más fácil, una parte de su existencia en la que no había estrés, ni horarios, ni smartphones que se lo recordaran. Pero hay una cosa que sí había, los dibujos.

En resumen, con la ilustración, además de no tener ningún límite a la hora de crear, pudiendo apelar a una parte muy concreta del imaginario millennial, y proponerles un desafío visual a su altura, también se tiene la posibilidad de instaurar un nuevo código comunicativo que sea duradero, atractivo y fidelizador con un público tan disperso. Además, como agencia, nos permite proporcionarles a nuestros clientes la posibilidad de tener una estética y un código visual exclusivos y versátiles ante los cambios, reforzando su identidad ante la de sus competidores.

Pero para abrazar la ilustración a la hora de comunicar en publicidad, hay que ser muy valiente y saber despojarse de lo tradicional, de lo típico, de lo que los millennials podrían etiquetar como rancio o incluso cutre. En esta misión sabemos que no es fácil lanzarse, pero nuestra experiencia nos dice que es una táctica que da muy buenos resultados.

Por tu éxito,
Fernando Amaro
ÚNETE AHORA AL CÍRCULO y comienza a disfrutar de nuevas ideas, técnicas y estrategias… ¡para apalancar los resultados de tu negocio!

Banner Horiz.590px Únete Al Club De Los Hacedores

Artículos Relacionados
=> La Publicidad Crece En Internet
=> La Importancia De Un Buen Titulo
=> Cómo Buscar Anunciantes Para Tu Blog: La Última Guía

{ 0 comments… add one now }

Leave a Comment

Previous post:

Next post:

Página 1 de 11