Cloud Computing (II)

by Fernando on 22/08/2016

Modelos de cloud computing

En lo que a los niveles de servicio de cloud computing se refiere, el servicio de «la nube» puede ser proporcionado en tres niveles:

Infraestructura como Servicio (IaaS; Infrastructure as a Service). Similar a los servidores privados virtuales ofrecidos por las empresas de hosting (que prestan alojamiento en sus servidores a las páginas webs de otras empresas), con este servicio el usuario dispone, bajo demanda (pagando solo por los recursos que utilice), de una infraestructura de procesamiento completa; de uno o varios equipos virtuales en «la nube» con los que puede aumentar el tamaño de su disco duro o aumentar la capacidad de proceso o tráfico entre redes.

Plataforma como Servicio (PaaS; Plattform as a Service). El usuario dispone de una plataforma de procesamiento completa, sin necesidad de comprar y mantener hardware y software (el propio servicio ofrece, por ejemplo, un servidor web, un servidor de bases de datos y un sistema operativo).

Software como Servicio (SaaS; Software as a Service). Permite el acceso a la aplicación de «la nube», sin necesidad de instalar aplicaciones, únicamente a través del navegador. El software se entrega como un servicio a través de Internet cuando lo demanda el usuario.

En cuanto a los sistemas de cloud computing, cabe hacer referencia a:

  • Nubes públicas. El control de los recursos, procesos y datos está en manos de terceros, y los usuarios comparten espacio en disco u otras infraestructuras de red, utilizando servicios web que son procesados en el mismo servidor.
  • Nubes privadas. Una única entidad las crea y las administra, siendo la que decide de qué modo se ejecutan los procesos en la nube. Las nubes privadas representan una mayor seguridad y privacidad de los datos y procesos, dado que los datos más sensibles se mantienen en la infraestructura informática de dicha entidad, que controla qué usuario accede a cada uno de los servicios.
  • Nubes híbridas. Como se deduce de su denominación, las nubes híbridas aglutinan a los dos modelos anteriores. Es el caso de, por ejemplo, una empresa cuyo servidor web se mantiene en una nube pública, pero que dispone de una nube privada en la que mantiene su servidor de bases de datos.

Cabe hacer referencia, también, a lo que se conoce como nubes comunitarias –una especie de variación de las nubes privadas–, denominadas así por tratarse de nubes compartidas por varias organizaciones con principios similares en cuanto a requerimientos de seguridad y cumplimientos normativos, y que pueden ser gestionadas bien por la propia comunidad, bien por un tercero.

Nubes públicas
Ventajas:

• Escalabilidad.
• Eficiencia de recursos (pago por uso).
• Ahorro (en tiempo y costes).
Incovenientes:
• Servicio compartido con otras organizaciones.
• Poca transparencia para el cliente (desconocimiento del resto de servicios que comparten recursos).
• Dependencia de terceros en aspectos de seguridad.

Nubes privadas
Ventajas:
• Absoluto control de los recursos.
• Cumplimiento de políticas internas.
• Trabajo colaborativo sencillo entre sedes distribuidas.
Incovenientes:
• Coste material elevado
• Lento retorno de inversión (pues se trata de un servicio de carácter interno)
• Dependencia de la infraestructura contratada

Nubes comunitarias
Ventajas:
• Rápido retorno de inversión.
• Cumplimiento con políticas internas.
• Disminución de costes (infraestructura y recursos compartidos).
Incovenientes:
• Dependencia de la infraestructura contratada.
• Dependencia del anfitrión de la infraestructura en materia de seguridad.

Nubes híbridas
Ventajas:
Las propias del tipo de infraestructura que incluya
Incovenientes:
Los propios del tipo de infraestructura que incluya

Fuente: http://www.cedro.org

Por tu éxito,
Fernando Amaro

Banner Horiz.590px Únete Al Club De Los Hacedores

Artículos Relacionados
=> Cloud Computing (I)

{ 0 comments… add one now }

Leave a Comment

Previous post:

Next post:

Página 1 de 11