Uso De Las Cookies

by Fernando on 10/07/2017

Cookies

Publicidad En Internet

 

Resulta ya redundante —además de una obviedad— volver a incidir en la relevancia que Internet ocupa en cualquier ámbito de la sociedad, constituyendo, de hecho, un sector propiamente dicho, en continuo crecimiento y ocupando un lugar preponderante en la economía, ya sea a nivel nacional, europeo o mundial, como ponen de manifiesto los datos que recogen su contribución al PIB.

En tales circunstancias, es especialmente relevante el papel que juega la publicidad online en el ámbito de la Red, por cuanto constituye una gran parte del volumen de inversión que recibe. Dicho lo cual, y al margen de su contribución directa o indirecta a la economía, es indudable que la publicidad digital representa igualmente un significativo valor añadido al consumidor, dado que ejerce como proveedor de contenidos a un precio mínimo o incluso de manera gratuita.

Así las cosas, bien conocida por todos los usuarios —y más de un tiempo a esta parte— es la presencia de cookies cuando se navega por Internet, siendo estas una de las herramientas a través de las cuales se lleva a cabo la publicidad en este medio, representando asimismo un papel esencial y determinante en la prestación de no pocos servicios de la sociedad de la información que concentran la mayor inversión publicitaria, facilitando —a priori y desde un punto de vista técnico— la navegación de los usuarios y ofertando una publicidad que, en no pocas ocasiones, se basa en los hábitos de navegación. No obstante, es igualmente digna de mención la implicación que el uso de cookies tiene en la privacidad de los usuarios, teniendo en cuenta que de su uso se deriva la descarga de un dispositivo o archivo en el disco duro del equipo del usuario, al objeto de almacenar y recuperar los datos del mismo.

Es precisamente esta circunstancia la que devino en la necesidad de garantizar una mayor y más efectiva tutela de la privacidad de los usuarios, a cuyo fin la Ley 9/2014, de 9 de mayo, General de Telecomunicaciones vino a introducir la correspondiente modificación en el artículo 22, «Derechos de los destinatarios » —y más concretamente, en su apartado segundo—, de la Ley 34/2002, de 11 de julio, de servicios de la sociedad de la información y de comercio electrónico (LSSI), cuyo contenido se procede a transcribir a continuación:

  • «1. El destinatario podrá revocar en cualquier momento el consentimiento prestado a la recepción de comunicaciones comerciales con la simple notificación de su voluntad al remitente. A tal efecto, los prestadores de servicios deberán habilitar procedimientos sencillos y gratuitos para que los destinatarios de servicios puedan revocar el consentimiento que hubieran prestado. Cuando las comunicaciones hubieran sido remitidas por correo electrónico dicho medio deberá consistir necesariamente en la inclusión de una dirección de correo electrónico u otra dirección electrónica válida donde pueda ejercitarse este derecho quedando prohibido el envío de comunicaciones que no incluyan dicha dirección. Asimismo, deberán facilitar información accesible por medios electrónicos sobre dichos procedimientos.
  • 2. Los prestadores de servicios podrán utilizar dispositivos de almacenamiento y recuperación de datos en equipos terminales de los destinatarios, a condición de que los mismos hayan dado su consentimiento después de que se les haya facilitado información clara y completa sobre su utilización, en particular, sobre los fines del tratamiento de los datos, con arreglo a lo dispuesto en la Ley Orgánica 15/1999, de 13 de diciembre, de protección de datos de carácter personal. Cuando sea técnicamente posible y eficaz, el consentimiento del destinatario para aceptar el tratamiento de los datos podrá facilitarse mediante el uso de los parámetros adecuados del navegador o de otras aplicaciones. Lo anterior no impedirá el posible almacenamiento o acceso de índole técnica al solo fin de efectuar la transmisión de una comunicación por una red de comunicaciones electrónicas o, en la medida que resulte estrictamente necesario, para la prestación de un servicio de la sociedad de la información expresamente solicitado por el destinatario. »

Efectivamente, en la medida en que el uso de dispositivos de recuperación y almacenamiento de datos —entre los cuales se encuentran las cookies— supone la obtención de datos de los usuarios por parte de los prestadores de servicios, información esta que posteriormente será empleada para el envío de publicidad o como base para desarrollar mejoras y/o nuevos productos y servicios, se antojaba necesario un sistema a través del cual los usuarios tuvieran pleno conocimiento de la instalación de los citados dispositivos y de la finalidad de su utilización, pudiendo conocer el destino de la información que está siendo empleada, así como la forma en que dicho sistema incide en su privacidad.

En consecuencia, atendiendo a esta necesidad las modificaciones en las regulaciones comunitaria y nacional han venido a establecer el requerimiento de un consentimiento informado, de manera que los usuarios conozcan del uso de sus datos y de la finalidad para la cual son empleados.

Y es que, al margen de la protección legal exigida a tal efecto, el sector digital, y muy especialmente el de la publicidad digital, es plenamente consciente de la importancia que la privacidad en el uso de la Red requiere; de la exigencia de adoptar cuantas fórmulas de información y consentimiento sean necesarias para poder contar con los requisitos de control y transparencia exigidos por la normativa, teniendo igualmente muy presente que es necesaria una adaptación de las mismas a los niveles de conocimiento de la diversidad de usuarios que utiliza Internet, y tratando de fomentar la formación y madurez de los usuarios en el conocimiento de estas herramientas de la sociedad de la información y su uso responsable.

La confianza de los usuarios es fundamental, y lograrla supone —insistimos— que sean plenamente conscientes de que sus hábitos de navegación podrán ser conocidos por prestadores de servicios en Internet; que puedan ser capaces de valorar cuantas ventajas se derivan de ello y sepan cómo gestionar el aceptar o el rechazar dichas ventajas.

Destinatarios

Anteriormente se ha hecho referencia al artículo 22 de la LSSI, el cual será de aplicación a cualquier dispositivo de almacenamiento y recuperación de datos de cualquier equipo terminal del destinatario, siendo que se entiende como destinatario del servicio la «persona física
o jurídica que utiliza, sea o no por motivos profesionales, un servicio de la sociedad de la información».

Por lo tanto, el citado artículo hace referencia a la instalación de cookies y otras tecnologías similares (local shared objects o flash cookies, por ejemplo) destinadas al almacenamiento y recuperación de datos de cualquier terminal (ordenador, tablet, smartphone…) de una persona física o jurídica que emplea un servicio de la sociedad de la información, ya sea o no por motivos profesionales.

Los local shared objects o flash cookies constituyen una tipología de cookies que permiten almacenar una mayor cantidad de información que las cookies tradicionales, siendo que, además, dado que son independientes del navegador que se emplee, son más difíciles de rastrear, visualizar o eliminar y pueden emplearse, por ejemplo, para regenerar cookies estándar.

En este sentido, se ha de tener muy presente que de derivarse de la instalación o utilización de una cookie el tratamiento de datos personales, los responsables de dicho tratamiento han de garantizar a tal efecto el cumplimiento de la normativa de protección de datos personales, y muy especialmente en lo relativo a los datos especialmente protegidos.

Dicho lo cual, no se encuentran obligadas al cumplimiento de lo establecido por el artículo 22 las cookies cuyo objetivo sea únicamente permitir la comunicación entre el equipo del usuario y la Red o prestar un servicio solicitado de forma expresa por el usuario, así como aquellas cuya finalidad sea, entre otras:

  • La entrada del usuario (generalmente, las cookies de sesión y de entrada de usuario están destinadas al rastreo de las acciones llevadas a cabo por el usuario cuando rellena formularios en varias páginas, o como cesta de la compra para realizar un seguimiento de aquellos artículos que este haya seleccionado.)
  • La autenticación o identificación del usuario (únicamente de sesión).
  • La seguridad del usuario (detección de intentos reiterados y erróneos de conexión a un sitio web).
  • La reproducción multimedia.
  • La personalización de la interfaz de usuario.
  • El complemento para el intercambio de contenidos sociales. En consecuencia, el citado artículo 22 no será de aplicación a las cookies indicadas, por lo que no existe obligación de informar sobre su uso ni de obtener el consentimiento a tal efecto.

En consecuencia, el citado artículo 22 no será de aplicación a las cookies indicadas, por lo que no existe obligación de informar sobre su uso ni de obtener el consentimiento a tal efecto.

Por tu éxito,
Fernando Amaro

Si quieres tener acceso a los Exclusivos Entrenamientos de Roberto Cerrada, te invito a unirte a su Club Circulo de Marketing, donde podrás acceder a decenas de horas de entrenamiento, tutoriales y planes de ejecución rápida para mejorar tu negocio en internet…
ÚNETE AHORA AL CÍRCULO y comienza a disfrutar de nuevas ideas, técnicas y estrategias… ¡para apalancar los resultados de tu negocio!

Banner Horiz.590px Únete Al Club De Los Hacedores

{ 0 comments… add one now }

Leave a Comment

Previous post:

Next post:

Página 1 de 11